APRENDIENDO A COMER

APRENDIENDO A COMER – SIN MIEDO A LAS CALORÍAS

Siempre he estado a dieta. Siempre. Desde que tengo uso de razón. Por eso hubo una etapa en mi vida, en la adolescencia,  que dejé de lado todo lo que tenía que ver con la vida sana, el pesar los alimentos, comer menos de lo que quería o pensar constantemente en calorías. Necesitaba un respiro y me lo di por salud mental, pero ese descontrol me llevó a pesar demasiado y no saber manejar la situación. Fue entonces cuando empecé a correr y a cuidar un poco más lo que comía. Tras varios años corriendo decidí volver a cuidar mi alimentación pero esta vez basada en objetivos deportivos: quería alimentarme bien para correr mejor, algo nuevo para mi. Y sobre todo quería perder el miedo a la comida y a enfrentarme a aquellos alimentos que yo pensaba que no eran beneficiosos para mi… Y parece que estoy en el camino correcto. El camino del deporte y la comida sana que siempre intento contaros a través de este blog.

Captura de pantalla 2016-05-08 a las 23.00.22

Como sabéis, mi nutricionista Alicia basa mis dietas en alimentos que me den energía y sobre todo que resten el porcentaje graso de mi cuerpo. He perdido muchos kilos pero en este momento lo que más preocupa y ocupa es mantener a raya esa grasa rebelde. Desde hace dos semanas mi dieta ha vuelto a cambiar, las cantidades son más moderadas (pero son suficientes para mi) y hay más variedad de alimentos. Ahora siento que “juego” con la comida, que los menús son (más) divertidos y que me gusta preparar cosas nuevas que sé que son muy ricas y son beneficiosas. Recetas que comparto con vosotros para demostraros que comer sano, rico y limpio está al alcance de todos. Ahí van algunas de las recetas de estas semanas.

MENÚ: Ensalada completa (lechuga, tomate, zanahoria y maíz) + marmita + 4 fresas de postre

IMG_2367

MENÚ: Ensalada templada de garbanzos, champiñón y atún al natural. De postre un yogurt desnatado.

IMG_3123

Me gustan mucho las ensaladas tanto de acompañamiento como de plato principal y por ello están muy presentes en casi todas las comidas que hago. Pero también tengo incluidas cremas que me aportan todo lo bueno de las ensaladas o platos de verduras. En esta nueva dieta hay dos menús que me han gustado mucho por ser diferentes, fáciles de preparar y estar muy buenos: el hummus de remolacha y la crema de boniato con leche de coco.

MENÚ: Hummus de remolacha con crudités de verdura + sandía.

IMG_3122

MENÚ: Crema de boniato con leche de coco +hígado a la plancha. 

IMG_3120

La leche de coco, con cero azúcares, la compro en la tienda Yersana que tiene venta on line con muchísimos productos interesantes. Podéis echarle un vistazo aquí.

FullSizeRender

MENÚ: Ensalada de lentejas, surimi, tomate y pepino + “helado” de fresa (congelo la fruta y la trituro).

IMG_3121

MENÚ: Ensalada remolacha, zanahoria y pipas de calabaza + ternera en salsa.

IMG_2603

Por la noches suelo tomar mucha verdura al horno, huevo a la plancha, cocido o en tortilla y alguna rebanada de pan de centeno, que es el que más me gusta. Antes de dormir, la mayoría de las noches, tomo una infusión o incluso una onza pequeña de chocolate negro que me ayuda a paliar los días de más estrés donde el cuerpo pide algo de dulce. No suele ser muy a menudo pero sí mi cuerpo reclama dulce desesperadamente se lo doy. A veces es necesario escucharnos por dentro y no sentirnos mal. Todo en su justa medida y sin excesos siempre será beneficioso.

MENÚ: Berenjenas al horno, jamón serrano y huevo a la plancha.

IMG_2041

MENÚ: Col a la plancha (le añado soja) + lomo de cerdo + ensalada de tomate.

FullSizeRender 2

Éstos son sólo algunos de los platos que componen mi dieta. Suelo hacer unas siete comidas al día siendo muy importante para mi llevar un control sobre las mismas y no estar más de tres horas sin darle alimento al cuerpo. Almuerzo y meriendo y sobre todo cuido el pre y el post entreno, algo primordial para recuperarte después del esfuerzo físico. Una de las cosas que me ha enseñado mi nutricionista es a valorar los alimentos, saber qué me aportan y cómo puedo conjugarlos cuando no estoy en casa. Como veis son menús fáciles, con alimentos “normales” y apetecibles. Esto me está permitiendo perder poco a poco el miedo que tenía a los alimentos, el respeto que me producía “saltarme” el menú de un día por no estar en casa y conocer que si comemos con conocimiento de causa no vamos a ganar lo que hemos perdido de peso. Es cuestión de aprender y de ser conscientes de nuestras posibilidades alimenticias. Yo noto que estoy en el camino nutricional que siempre he querido y cada vez me cuesta más decir que estoy a dieta. Y es que para mi estar a dieta es recordar aquella etapa adolescente donde sólo me preocupaba por contar calorías y no por disfrutarlas.

 

alicia

Alicia Hernández – Orientación Nutricional/Coaching Nutricional

Mail: [email protected]

Categorías: Nutrición
Compartir:

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies