MARATÓN SEVILLA 2017: ASÍ LLEGO A LA LÍNEA DE SALIDA

MARATÓN SEVILLA 2017: ASÍ LLEGO A LA LÍNEA DE SALIDA

Parece mentira pero ya ha pasado un año. Doce meses desde que me enfrenté a mi último maratón, al mismo que vuelvo a correr en pocos días. Y aunque pueda parecer que sé de que va este asunto siendo la séptima vez que me pongo el dorsal en esta distancia la verdad es que me siento como si partiera de cero, con la sensación de incertidumbre y miedo que te otorgan las primeras veces. Por eso he decidido escribir este post, para que sepáis que preparar un maratón no es sólo correr y acumular kilómetros, es también saber lidiar con las circunstancias vitales tanto positivas como negativas que rodean su preparación. Un maratón no es sólo atarse las zapatillas, es también tener la capacidad de comprometerte con un reto que a veces puede venir cuesta arriba.

Los que me seguís sobre todo por Instagram veréis como en los últimos meses los entrenamientos no han sido un camino de rosas: he tenido más días malos que buenos y me he visto obligada en más de una ocasión a bajar el ritmo. Empecé mi preparación en noviembre y estuve bien hasta final de año pero enero arrancó con mal pie. Las sensaciones corriendo no eran las que esperaba, me costaba salir a correr, me cansaba demasiado, había perdido el apetito y la motivación y lo más importante: tenía miedo de entrenar ya que sólo pensaba que si salía a correr volverían las malas sensaciones y eso me angustiaba. Decidí acudir al médico y hacerme un chequeo completo. El resultado: tenía anemia y con ella habían venido a mi todos los problemas que os contaba con anterioridad. Me sentí perdida, no sabía qué hacer, no quería parar pero mi cuerpo estaba en alerta y con todas las alarmas de “stop” encendidas.

Fue en ese momento cuando decidí frenar. Llevaba varias semanas de tiradas largas y kilómetros acumulados por lo que opté por centrarme en recuperar las ganas y sobre todo sentirme fuerte. Comencé a tomar hierro y reforcé la dieta con los alimentos necesarios. Escuché a mi cuerpo, entrenaba sin tiempos ni presiones y aunque no negaré que lloré mucho al comprobar como los kilómetros no salían como querían no dejé de creer que iba por el buen camino. Paciencia, constancia y descanso. Así todo el mes de enero. Ahí me di cuenta que este iba a ser un maratón distinto al resto, ni mejor ni peor, pero distinto en cuanto a sensaciones. No sabéis la importancia de estar sano hasta que necesitas tirar de tu cuerpo y no encuentras esa energía de siempre.

Pero llegó febrero y con él las sensaciones, la motivación y aunque las dudas continúan siento que han vuelto las ganas de correr. Alguna tirada larga, buenas sensaciones sin fatigarme, ritmos alegres en alguna ocasión y mucha paciencia conmigo misma. Así estoy ahora, contenta pero precavida. Con ganas pero con cabeza. Este maratón me ha ayudado a conocerme más, a comprobar que somos vulnerables aunque no lo creamos, a que necesitamos cuidarnos y escucharnos interiormente para saber cómo avanzar. Y sí, pensé en tirar la toalla y abandonar esta aventura pero aposté por mi. No era la primera vez que preparando un maratón había pensado en rendirme pero opté, como he hecho hasta ahora, en tirar hacia adelante por mi y por todos aquellos que siempre han creído que puedo. Y con este escenario llega mi séptimo maratón. Ya he descartado tiempos y ritmo pero no he dejado  de creer en mi. El domingo cruzaré esa línea de meta siendo un poco más fuerte. El domingo esa línea de meta me hará un poco más invencible. Y es que entrenar un maratón es algo más que salir a sumar kilómetros.

P.D: a pesar de todo volvería a pasar por cada uno de los momentos vividos estos meses. Sin ellos yo no sería lo que soy. Sin ellos yo no disfrutaría del running como lo hago. Gracias a todos los que me habéis apoyado siempre a pesar de que me costara sonreír a modo de recompensa por vuestro cariño.

Categorías: Sin categoría
Compartir:

comments (4)

paco
16 febrero, 2017 Reply

Yo siempre he dicho que lo mas duro del maratón es el entreno, y tu has sabido hacer la goma con el y no exprimirte antes de. Un saludico y a por el.

Alberto Valverde Casado
16 febrero, 2017 Reply

Muchos ánimos y fuerza para acabar lo que has empezado.
Espero y deseo verte en Meta para darte un achuchón.
Un besazo!!

Conchi
17 febrero, 2017 Reply

Yo, Conchi, que te sigo desde la distancia , de esta carrera que es la vida y que en una ocasión hizo que nos cruzáramos, no con buena sintonía , si que veo que avanzaste en muchos sentidos; que tienes ti mérito pero como muchas otras mujeres que hacen malabares para poder salir a hacer deporte. Tu cosa buena, es que te has convertido en un referente para muchas a las que alientas y motivas con tus acciones . Te seguiré siguiendo desde la distancia.

Alfonso lorente
17 febrero, 2017 Reply

Ánimo Erica, a por Sevilla. Yo mientras seguiré cuidando nuestro río para cuando vuelvas. Un saludo y mucha suerte, quiero ver esa medalla en tu cuello. #Escocés #Tigres #CorroYSoyMujer #MuyFanDeErica

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR