RUNNING Y SONRISAS

RUNNING Y SONRISAS

La vida te sorprende en muchas ocasiones con cosas buenas y es con eso con lo que debemos quedarnos. Y el domingo, sin duda, fue un día para recordar con alegría, un día de los que te devuelven la ilusión y te empujan a creer que vas por el buen camino. Como sabéis el domingo Elche se vistió de running, de risas, de ganas de pasarlo bien y de hacer deporte. Hacia tiempo que Paula y Patri de Juntas Es Mejor me habían propuesto hacer una quedada conjunta en la ciudad de las palmeras y por fin el pasado fin de semana se hizo realidad. Aunamos fuerzas y la respuesta fue increíble: la ladera del río Vinalopó de Elche se lleno de vida gracias a cada una de las personas que acudieron a la cita. Sigo emocionada recordando momentos vividos.

Hace cinco años no hubiera imaginado todo lo que viví hace tres días. Ni hubiera pensado que el deporte seria el motor principal de mi día a día, la motivación que necesito para seguir adelante en muchos sentidos y el camino que me lleva hacia cosas que nunca imaginé. Con el paso del tiempo me he dado cuenta de la importancia que tiene el deporte para llegar a mucha gente, de promover valores que nos hagan un poco mejor cada día, de compartir momentos únicos y de conseguir que alguien madrugue un día libre para acompañarte en tus locuras. Y eso es lo que hicieron el domingo más de un centenar de personas.

El domingo fue una mañana especial y me gusta pensar que los objetivos por los que organizamos este tipo de eventos se cumplen. Las quedadas deben servir para incentivar la actividad física desde la diversión, para estrechar lazos con otras personas, para ampliar nuestro círculo social y para ayudarnos a crecer a muchos niveles. Me doy por satisfecha cuando veo que alguien logra superar sus límites, cuando compruebo como de una mañana de risas se crean grupos de personas que quedan otro día para salir a correr, como entre todos conseguimos que la mañana transcurra como habíamos imaginado. Y entonces el círculo se cierra y en ese momento pasan por mi mente las veces que he pensado si todo esto merece la pena y la respuesta no puede ser más clara: siempre merece la pena cuando obtienes como recompensa la sonrisa de las personas.

Lo que empezó hace años como un reto personal, que sigue latente a día de hoy, se ha convertido en algo grande y compartido y eso es muy importante para mi. Aquel gesto que hice una vez de ponerme las zapatillas y salir a correr me ha traído instantes especiales, con gente especial y me ha permitido contar al mundo que mi historia puede ser tu historia, que si yo he conseguido llegar hasta aquí tú también puedes hacerlo, que creer en ti y en lo que haces es el primer paso para llegar donde quieras. Gracias a Juntas es Mejor por hacer de una locura un sueño y gracias a todos los locos que el domingo nos acompañaron. Sigamos corriendo juntos. Dejemos que el deporte sea la excusa perfecta para llegar a cualquier motivo que nos haga sonreír.

“NO PERMITAS QUE NADIE TE DIGA NUNCA QUE NO PUEDES

CONSEGUIR TODO AQUELLO QUE SUEÑAS”

Categorías: Sin categoría
Compartir:

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies