HAZ QUE CUENTE - CARRERA DE LA MUJER VALENCIA

HAZ QUE CUENTE

Valencia ha sido mi primera parada en esta aventura que he iniciado con Zurich y no ha podido gustarme más. Más de 15.000 mujeres en movimiento por sus calles, grandes grupo de amigas que habían quedado para disfrutar de una mañana de domingo diferente, andarinas, corredoras y todas con la misma ilusión. Nunca había estado en una Carrera de la Mujer tan multitudinaria y es increíble todo lo que se mueve alrededor de una prueba así. Música, animación, ambientazo, regalos y deporte, mucho deporte. Y es que lo más importante en estas citas es animar a que tengamos conciencia de que moverse debe ser obligatorio en nuestra vida, que apostar por el ejercicio físico debe ser el motor de nuestra sociedad.

Y con ganas de deporte amanecí el domingo. La prueba de Valencia constaba de 7,6 kilómetros. La salida era en la zona del puerto y desde bien temprano el color rosa lo inundaba todo. Con mi estilismo runero elegido para la ocasión me planté en la amplia avenida, con mi globo molón azul (esta vez me duró menos de dos kilómetros al engancharse con un árbol), intentando capturar todo con la cámara y grabando cada momento en mi mente para no olvidar nunca la suerte que tengo de disfrutar de esta manera del running. No iba con ideas de tiempos, sólo quería disfrutar. Y eso fue lo que hice ya que los primeros kilómetros fue imposible correr por la cantidad de gente que había. Pero no me importó: me he dado cuenta que a veces disfrutas de estas pruebas observando a tu alrededor, charlando con la gente y animando a chicas a que trotaran un poco. Fue casi en el kilómetro 3 cuando empecé a correr junto con varias compañeras. Una temperatura ideal y los kilómetros finales junto al mar, una maravilla. Nada podía salirnos mal.

Fue en esa zona donde más disfruté. Mis piernas tiraban lo que no habían podido al principio y las chicas me seguían. Por el camino miles de historias de superación, palabras de ánimo entre nosotras, alguna que otra risa y el arco de meta al fondo del largo paseo marítimo. La primera carrera de la mujer estaba llegando a su fin y la marea rosa recorría toda la ciudad, por donde miraras encontrabas mujeres en movimiento y eso es lo más importante de todo. Las miraba y pensaba, que como yo, un día todas ellas se habían dado cuenta que el deporte les había hecho superar sus retos, sus miedos y que eran más valientes con las zapatillas puestas. Sus pasos contaban y las cifras de participación así lo demuestran.

La meta estaba al fondo y nos abrazamos para entrar juntas. Éramos partícipes de una prueba muy importante en el calendario runero de muchas mujeres y somos privilegiadas de disfrutarla a tope. Somos las protagonistas de nuestra propia historia, de nuestro tiempo y acabábamos de ganar nuestra batalla personal un día más. Este viaje sigue y espero contar con muchas más historias en mi mochila de sueños que me ha entregado Zurich para poder llenarla a vuestro lado. Valencia había sido conquistada. En Valencia ¡han ganado las chicas!

NO LO OLVIDES ¡HAZ QUE TU MOVIMIENTO CUENTE!

Categorías: Sin categoría
Compartir:

comments (1)

DUNIA PONS
10 Abril, 2017 Reply

Gracias Erica por tu apoyo. Por tu sonrisa y por animarnos a todas a superarnos.

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies